Año de retos

2018 fue el primer año completo en el que dediqué tiempo a dibujar y aprender sketching y el resultado ha sido satisfactorio. Aun me queda muchísimo por hacer, pero compruebo como voy mejorando.

He leído libros, visualizado vídeos e imágenes de otros artistas, de los que aprendo aspectos que pongo en práctica en mis cuadernos.

Ha sido fundamental asistir a reuniones con otros sketchers, lo que me ha sido útil para soltarme y realizar mis dibujos en público, en cualquier lugar y situación. Considero que esto ha sido lo más importante que he hecho en el año que acaba de finalizar.

Me gusta dibujar y ahora lo hago con más frecuencia. Es una dedicación sana y placentera y, una vez adquiridos los materiales necesarios, poco costosa. Buenos ingredientes para continuar en 2019.

Entre mis proyectos para este año recién estrenado, está el de participar en eventos y reuniones con otros dibujantes, del estilo de los denominados sketchcrawl (citas para dibujar juntos en un lugar), clases magistrales de algún experto u otro tipo de reuniones organizadas por algún grupo de USK (Urban Sketchers). También, encontrarme con algún amigo dibujante y terminar haciendo algún boceto de lo que sea, como ocurrió el pasado 29 de diciembre en Sevilla.

Dibujar.


Ya he escrito un artículo en el que expongo el equipo que he conformado para llevar casi siempre encima y que pienso utilizar en estas salidas a eventos. Es suficiente y me permite moverme sin tener que llevar encima más material del necesario en estos momentos. Ya veremos más adelante.

A nivel personal, mis objetivos son continuar desarrollando mi técnica, definir un estilo personal y comenzar a dibujar edificios de Sevilla. A medida que evolucione, iré dejando algunas de mis obras en este blog, que espero sean del agrado del lector.

Y para comenzar, nada mejor que asistir a una cita organizada por USK Sevilla, en la que vamos a dibujar en la Casa de La Ciencia de la ciudad, antigua sede del Pabellón del Perú de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Pasado mañana sábado, a las 10:00. Seguro que disfrutaré.

2019 se presenta como un interesante año de retos personales en el mundo del dibujo. A por él.