¿Sepia o no sepia?

Esa es la cuestión.

En el arroz de ayer, estuvimos hablando largamente de colores y surgió una conversación a raíz de que compartiera que tengo un pincel de agua en el que llevo mezclado el color sepia líquido de Acrílicos Vallejo con un poco de agua y que utilizo directamente sobre el papel a la hora de dibujar.

Trazos realizados con el pincel de agua y la acuarela líquida Sepia de Vallejo.
El frasco con el color llamado Sepia, según Vallejo.

El caso es que el color que se llama sepia, tiene un tono claramente verde, alejado de lo establecido en diversos estándares internacionales.

En la web Caligrafía, arte y diseño, se explica y visualiza la manera de obtener el tono sepia.

La web oficial de Pantone, deja claro el tono del color sepia, cuya imagen acompaño:

https://www.pantone.com/color-finder/18-0928-TCX El tono del color sepia según Pantone

Según Encycolorpedia, el color sepia es ‘una sombra oscura de marrón’ y en la opinión de la Real Academia Española, en su tercera acepción, dicta sobre el sepia, ‘Dicho de un color: rojizo claro semejante al de la tinta de la sepia’.

Todos los que hemos visto alguna vez una fotografía antigua, sabemos que tiene el color sepia y queda claro que no es un tono de verde. En los siguientes ejemplos puede comprobarse:

Fotografía antigua, color sepia
Fotografía antigua, color sepia

Está claro que es un tono de marrón con algo de rojo, pero no un verde, claramente verde, como ocurre con la oferta de Acrílicos Vallejo, aunque, curiosamente, si se busca ‘sepia’ en su página web, salen seis opciones, una de ellas la que adquirí y otras con variadas tonalidades, más rojizas unas, más marrones otras, que se acercan con el estándar del color.

Resultados obtenidos en la web de Acrílicos Vallejo sobre la búsqueda ‘sepia’

Sepia o no sepia, o mejor aun, ¿qué sepia?. Esa es la cuestión.

Un arroz con arte

El sábado 25 de mayo, tuve la fortuna de compartir un agradable rato con un grupo de artistas. El motivo, un arroz que preparó mi amigo y artista Antonio Vicente Morejón.

Nos reunimos para charlar, comer y, cómo no, dibujar, y todo salió fenomenal.

De izquierda a derecha: Alfonso Vázquez (@alfiponcho), Inma Lazo, Antonio Morejón, Mari Ángeles Parrilla, Arturo Redondo y yo.

Mientras Antonio preparaba el arroz, estuvimos charlando y dibujando, degustando unas cervezas bien frías y algo para comer.

La verdad es que da gusto compartir momentos con personas versadas en el dibujo y el sketching, con experiencia y buen hacer.

Inma Lazo, Arturo Redondo y Mari Ángeles Parrilla en plena faena
Alguno de los trabajos de Mari Ángeles Parrilla
El cocinero Antonio Morejón, según Inma Lazo
Alfonso Vázquez (@alfiponcho), Arturo Redondo y yo, pasando un buen rato

Dimos buena cuenta del excelente arroz que preparó Antonio y dedicamos la sobremesa a conversar sobre dibujo, sketching, pintura, técnicas, materiales y sobre todo, colores. Estando Antonio Morejón de por medio, es lo que toca.

Alfonso Vázquez y Antonio Morejón
Hasta el arroz estaba personalizado
El maestro Redondo en acción
El dibujo que realicé y algunos de los materiales

Me encanta participar en este tipo de reuniones y eventos, donde participo y aprendo de los que saben.

Gracias a todos. Gracias, Antonio.

Entrevista al maestro, mayo 2019

La entrevista la realizamos el pasado 8 de mayo en Lisboa, mientras degustábamos una exquisita cerveza, cómodamente sentados en un rincón de la biblioteca privada de Pedro Loureiro en la capital lusa, tras haber disfrutado de una cena en un restaurante junto a la Praça de Luiz de Camões.

Entrevistando a Pedro Loureiro
  • ¿Cuál es tu formación académica/profesional y a qué te dedicas?

Estoy licenciado en Arquitectura y trabajé durante ocho años en estudios. Luego fui ayudante de cocina durante dos años en Suecia.

Desde hace tres años, trabajo en Lisboa en una empresa como ilustrador de arquitectura.

  • ¿Cómo comenzaste a dibujar y a hacer sketching y por qué?

Dibujo desde niño, aunque comencé a dibujar más intensamente en mi época universitaria, con un amigo.

Solíamos salir de noche a beber y dibujar, ‘drink and draw’. Me gustan ambas cosas.

  • ¿Cuál es tu técnica más habitual cuando dibujas?

Dibujo directo con pluma y luego aplico acuarela.

  • ¿Cada cuánto tiempo dibujas?

Tengo que hacerlo todos los días debido a mi trabajo y, al menos una vez al día a nivel particular.

Cuando viajo, hago varios dibujos por día, muchos.

  • ¿Cuál es tu color favorito y por qué?

El azul cobalto y el burnt sienna, porque me resuelven muchas situaciones en mis dibujos.

Uno de los colores es caliente y el otro frío y me permiten efectos que quiero mostrar en mis sketches.

  • ¿Qué es lo que más te gusta dibujar?

Las personas con las que estoy.

  • Seguro que tienes un kit de dibujo/sketching que siempre te acompaña, ¿de qué está compuesto?

Una pluma recargable, una caja metálica de acuarelas de ocho colores, un cuaderno para acuarelas, a ser posible Hahnemühle, una esponja, dos o tres pinceles que lo me gusten mucho, porque en la mochila, suelen deteriorarse. Los buenos los tengo en casa. También llevo un bote de plástico pequeño, para el agua.

  • ¿Cuál es tu artículo favorito en tu kit de dibujo en la calle?

Sin duda, la pluma recargable Platinum Carbon.

  • ¿Tienes alguna manía a la hora de dibujar?

A veces siento horror vacui, aunque intento resistirme. No soy capaz de parar y quiero rellenar todo el espacio de la hoja en la que me encuentre trabajando.

  • Dime el nombre de un maestro o referencia para ti en el mundo del dibujo y el sketching

Mi compañero y amigo Pedro Alves y Eudes Correia, un acuarelista brasileño impresionante, maestro en un reciente curso.

  • Te voy a pedir una obra para acompañar esta entrevista, ¿cuál me vas a enviar?

Se trata de un sketch realizado el pasado noviembre de 2018 en Lagos, mi ciudad natal. Estuve dibujando las tareas de los pescadores al amanecer y quise plasmar lo relacionado con su trabajo, como el arrastre de las embarcaciones a tierra o la reparación de las redes.

Sketch de Pedro Loureiro, @pedromacloureiro
  • ¿Alguna recomendación para los que comienzan en el mundo del dibujo y el sketching?

Mucha paciencia. Dibujar es ver y es necesario disfrutar del proceso de llevar lo que ves a tu cuaderno. Los resultados llegan, con paciencia y tesón.

Pedro Loureiro / @pedromacloureiro

Gracias, maestro.

Dibujando en cualquier lugar

Aunque no dibujo tanto como quisiera, aprovecho casi todas las oportunidades que tengo para hacerlo. Hace tiempo que siempre llevo un sencillo kit de sketching en mi mochila, lo que me permite ponerme manos a la obra en cualquier lugar.

El pasado Domingo de Resurrección, Montse y yo fuimos a la sevillana Plaza de la Campana a ver la cofradía de la Resurrección y, mientras esperábamos, me puse a dibujar un sencillo boceto de las sillas que tenía delante. Estas sillas, se encuentran por todo el recorrido que deben transitar las cofradías de Sevilla desde este punto, hasta la Santa Iglesia Catedral.

Cuando realicé el dibujo, y a pesar de que iba llegando la gente, precisamente esas sillas estaban vacías y quise dejarlas como testigos de la semana mayor de la ciudad.

En la Plaza de la Campana de Sevilla, un Domingo de Resurrección
Boceto de las sillas de La Campana, en Sevilla
El boceto terminado.

La verdad es que, si se quiere, se puede dibujar en cualquier lugar, en cualquier momento.

Me gusta cuando lo hago de forma espontánea, como en la ocasión que dejo en este artículo.

Materiales del kit de sketching portable que actualmente utilizo y llevo siempre conmigo.

Mi actual kit de skteching portable, está compuesto de un cuaderno para acuarela Moleskine, una caja metálica con 16 colores seleccionados por mí, una bolsa de tela con material para dibujo y un bote de plástico para agua. No hace falta más para crear.

Dibujar, de eso se trata.