Saba2 dibujando por Sevilla. Febrero 2019

USK Sevilla organiza el Saba2 de febrero, evento mensual que consiste en citar a los dibujantes en algún lugar de la ciudad y dedicar unas horas a plasmar la esencia del mismo en sus cuadernos. Después, foto y cerveza de grupo. Un buen plan.

En esta edición, será el barrio del Cerro del Águila el lugar elegido. Adjunto el cartel creado al efecto y la planificación del evento.

El sábado 9 de Febrero dibujaremos por las calles del barrio con el siguiente recorrido: 


10:00 Punto de encuentro en el Mercado de Abastos. Dibujaremos el mercado de Abastos y la calle Afán de Ribera, una de las arterias principales llena de pequeños comercios. 


12:00 La casa Despierta: calle Aníbal González, 21. Uno de los proyectos asociativos de este barrio. Nos invitan a ver su local y nos explicarán el proyecto que lo mueve. 


14:00: Foto de grupo y brindis. Cervezas Río Azul. En Avenida Hytasa. Esta fábroca de Cervezas artesanas ha reutilizado una de la antiguas naves de la fábrica de hilos del Polígono Hytasa con gran valentía y muchísimo gusto. 


Además de los habituales, los compañeros de la Casa Despierta se añadirán a la fiesta del dibujo y moverán la actividad por el barrio con la idea de que la gente se acerque a vernos dibujar o se anime a hacerlo con nosotros. 

No hace falta confirmar asistencia, así que no es necesario contestar a este correo. Los que queráis venir y traer a amigos, como siempre, estáis todos invitados. 

Allí nos veremos, dibujantes.

62 Maratón Sketchcrawl USK Sevilla

Foto del grupo de la mañana

Ayer sábado, se celebró la edición número 62 del Maratón Mundial de Sketchcrawl, un evento que trata de conseguir que sean muchas las personas que dedican su tiempo a dibujar y bocetar por el mundo.Ayer sábado, se celebró la edición número 62 del Maratón Mundial de Sketchcrawl, un evento que trata de conseguir que sean muchas las personas que dedican su tiempo a dibujar y bocetar por el mundo.

En Sevilla, el Sketchcrawl & Urban Sketcher de la ciudad, organizado por Inma Serrano, nos citó en el barrio de El Porvenir, en el entorno de la Iglesia de San Sebastián y las espléndidas viviendas que la rodean y allí disfrutamos de una agradable mañana, dibujando el barrio.

Llegué junto a mi amigo Antonio Vicente Morejón y comenzamos a dibujar el patio interior de la iglesia parroquial. Fueron llegando más dibujantes y amigos y tuve la ocasión de conocer a algunos de ellos, entre los que estaban mi antiguo compañero de trabajo Manuel del Estad, al que hacía mucho que no veía y al que me alegré de saludar.

En el mismo lugar donde estaba dibujando, había un total de entre ocho y 10 personas, enfocadas en la iglesia y el patio. El sol era de agradecer en esa fría mañana.

Igualmente, otros dibujantes optaron por plasmar en sus cuadernos los perfiles de las hermosas casas señoriales del barrio, incluso alguno, se dedicó a dibujar el bar donde habíamos quedado para la foto final, el conocido Casa Palacios.

Me costó terminar el dibujo que decidí, ya que mi ubicación no era muy buena y tenía alguna dificultad para diseñar algunas zonas del sketch. No estoy muy satisfecho del resultado final, aunque disfruté dibujando, que es lo realmente importante.

Cuando finalizamos, Antonio y yo nos dirigimos al citado Casa Palacios, donde había algunos artistas implicados en su tarea, como Antonio Escalante, que finalizaba un gran trabajo sobre un edificio que había frente al bar.

Antonio Escalante en plena faena artística

Nos hicimos la foto de rigor a Inma Serrano realizo una dibujo de Antonio Morejón allí, en medio de la calle, para ilustrar el cuaderno viajero de Antonio. Un gran trabajo, hecho a pié, en solo unos pocos minutos.

Inma Serrano dibujando a Antonio Morejón

Estaban los conocidos Maribel Rojo, Javier Ariza, Bernardino Franquelo, Nicolás Vázquez, Arturo Redondo y Antonio V. Morejón. Además, tuve la ocasión de conocer a Inma Serrano, Fernando Álvarez, Mari Carmen y alguna otra persona. Inmejorable.

Acompañado de dos grandes artistas, Inma Serrano y Antonio Vicente Morejón. Todo un lujo.

Luego de un par de cervezas y de charlar con algunos amigos, me marche. No pude asistir a la sesión vespertina del evento, que se celebraba en la Plaza de América del cercano Parque de María Luisa.

Algunos de los trabajos del grupo

Un evento espléndido. A por el siguiente.

Cuaderno Hahnemühle

Hace un par de días, he adquirido el segundo cuaderno de dibujo Hahanemühle Watercolour Book y lo he hecho tras la buena experiencia que he tenido con el primero.

Desde que comencé a dibujar y como buen principiante autodidacta, he probado diversos formatos y marcas de cuadernos para dibujar y realizar mis sketches. Con anillas, sin anillas, en formato A5, A4, B5, hojas engomadas que puedes separar, grano grueso, grano fino,…

A medida que voy evolucionando, voy dejando clara varias cosas: no me gustan los cuadernos con anillas, ni los de tamaño superior a A4, ni los de hojas engomadas que puedes separar (de estos, tengo un par de ellos, que utilizaré más adelante). Tenía claro que quería utilizar cuadernos con tapas duras y en formato que me permitieran utilizar una o ambas hojas en cada ocasión.

Tras un par de ejemplares de Art Creation, de 160 grs., quería algo mejor, aunque con una excelente relación precio-calidad y en La Factoría del Arte de Sevilla, me recomendaron el cuaderno Hahnemühle Watercolour Book, tamaño A5, con 30 páginas (60 dobles) y 200 grs. libre de ácidos y de grano fino.

Tras haber terminado el primer cuaderno, he comprado otra unidad, que comenzaré a utilizar mañana o pasado. Esa ha sido mi experiencia.

Es una cuaderno muy cómodo, con una alta calidad de papel y, a pesar de contar con solo 200 grs., la absorción de agua es muy buena. He llegado a pensar que tenía más densidad.

Acuarela realizada en cuaderno Hahnemühle Watercolour Book
Acuarela realizada en cuaderno Hahnemühle Watercolour Book

Los colores se muestras nítidos el resultado de las acuarelas, una vez secas, es satisfactorio.

Y todo, por algo más de 10 euros, muy or debajo de otras marcas con calidades similares.

Comienzo con el segundo cuaderno Hahnemühle Watercolour Book y estoy seguro que no será el último.

Nueva paleta reducida

En mi interés por aprender sobre el sketching y el dibujo con acuarela, intento evolucionar y probar nuevas técnicas, aceptar nuevos retos y probar nuevas paletas de colores. Son algunas las personas que conozco que crean sus obras con unos pocos colores y logran resultados realmente buenos.

Como principiante, comencé con una interminable paleta, que ahora se me antoja innecesaria. De todas formas, ya tengo pensado dividirla en mini paletas para diversos usos (ya informaré a través de este espacio).

Tras una reciente lectura del blog de Gabriel Campanario, fundador de Urban Sketchers, he decidido hacerme con una paleta de ocho colores, con la que pienso probar y disfrutar en mis próximos sketches y me apetecía compartirlo con los lectores.

Tenía algunos de los colores y he adquirido el resto.

Cadmium Yellow de Winsor & Newton Professional

Yellow Ochre de Rembrandt

Burnt Sienna, de Winsor & Newton Cotman

Manganese Blue Hue, de Winsor & Newton Professional

Cadmium Red Light, de Rembrandt

Alizarin Crimson, de Schmincke

Prussian Blue, de Rembrandt

Ultramarine Blue, de Winsor & Newton Professional

He utilizado una antigua caja de acuarelas Van Gogh en medios godets, cuyos colores he acabado y a la que he dado una buena limpieza. Después, he insertado cajas de medios godets vacías, que compré en La Factoría del Arte de Sevilla.

Reutilización de materiales.


Además de los ocho colores citados, agrego el Gris de Payne, de Winsor & Newton Cotman en godet. Es un color que utilizo con frecuencia, tanto solo, como para oscurecer otros tonos de color y no me gusta estar sin él.

Ahora estoy esperando a que solidifiquen para comenzar a utilizarlos y quiero probar a hacer sketches con esta selección, que espero me vaya bien.

Seguiré informando.

62 Sketchcrawl Maratón Mundial de Dibujo, Sevilla

El próximo sábado, 26 de enero, se celebrará el 62 Maratón Mundial de Dibujo, en el que USK Sevilla, en colaboración con Garabattagge Ilustra, ha creado un interesante itinerario por un entorno muy sevillano, el Barrio del Porvenir, cercano a la Iglesia de San Sebastián y el Parque de María Luísa, hermoso lugar, ideal para dibujar.

Si te apetece y tienes tiempo, disfruta del sábado 26 dibujando por Sevilla.

El cartel, creado por Inma Serrano, ilustra con el recorrido y las horas previstas.

Coge tus materiales, tu silla y, ¡a dibujar!

Dibujando en la Casa de la Ciencia con USK Sevilla

Ayer sábado, se celebró un nuevo Saba2, evento periódico que se organiza desde USK Sevilla, consistente en quedar para dibujar y disfrutar juntos.

En una fría mañana, a las 10 horas entramos al edificio que alberga la Casa de la Ciencia en Sevilla, antiguo pabellón del Perú en la Exposición Iberoamericana, celebrada en 1929.

El edifico, por sí solo, ya merece dedicar, no solo una mañana, sino mucho más tiempo para ser dibujado. Recomiendo la visita a quien aun no lo conozca.

La Casa de la Ciencia cuenta con varias exposiciones permanentes, relacionadas con diversas facetas científicas, además de celebrar exposiciones temporales durante todo el año. Ahora hay una relacionada con el veneno y, entre otros, cuenta con animales vivos (ranas, escorpiones, serpientes o arañas), además de plantas que pueden envenenar a quien las ingiera.

El grupo de sketchers, en las escaleras de acceso al edificio, una vez finalizado el evento

El grupo de USK Sevilla, estuvo conformado por 37 personas, que se ubicaron en el interior y exterior el edificio, buscando lo que quisieron plasmar en sus cuadernos.

La reunión me permitió conocer a gente competente y simpática, apasionada por el sketching y el dibujo y con las que pude compartir comentarios sobre nuestras experiencias artísticas.

Me sorprendió la maestría de Arturo (no recuerdo su apellido) con el bolígrafo y la acuarela a la hora de dibujar a personas, algo que aun se me resiste. Me pareció algo increíble por la velocidad y la destreza.

Arturo Redondo, un maestro.

A las 13 horas, habíamos quedado para compartir nuestras obras y hacernos la foto del evento. A continuación, dejo constancia de algunos de los maravillosos trabajos realizados por mis compañeros. Una gozada.

Los cuadernos, una vez finalizado el evento
Detalle de alguna de las obras realizadas
La obra de Antonio Morejón
El primero de los tres sketches que realicé.

Luego nos fuimos a tomar una cerveza y charlar sobre lo vivido, los materiales que utilizamos y mil cosas más, todas relacionadas con el dibujo.

Si quieres ver los dibujos que realicé, puedes acceder a mi perfil en Instagram.

Una buena experiencia, que espero repetir en más ocasiones durante 2019.

Año de retos

2018 fue el primer año completo en el que dediqué tiempo a dibujar y aprender sketching y el resultado ha sido satisfactorio. Aun me queda muchísimo por hacer, pero compruebo como voy mejorando.

He leído libros, visualizado vídeos e imágenes de otros artistas, de los que aprendo aspectos que pongo en práctica en mis cuadernos.

Ha sido fundamental asistir a reuniones con otros sketchers, lo que me ha sido útil para soltarme y realizar mis dibujos en público, en cualquier lugar y situación. Considero que esto ha sido lo más importante que he hecho en el año que acaba de finalizar.

Me gusta dibujar y ahora lo hago con más frecuencia. Es una dedicación sana y placentera y, una vez adquiridos los materiales necesarios, poco costosa. Buenos ingredientes para continuar en 2019.

Entre mis proyectos para este año recién estrenado, está el de participar en eventos y reuniones con otros dibujantes, del estilo de los denominados sketchcrawl (citas para dibujar juntos en un lugar), clases magistrales de algún experto u otro tipo de reuniones organizadas por algún grupo de USK (Urban Sketchers). También, encontrarme con algún amigo dibujante y terminar haciendo algún boceto de lo que sea, como ocurrió el pasado 29 de diciembre en Sevilla.

Dibujar.


Ya he escrito un artículo en el que expongo el equipo que he conformado para llevar casi siempre encima y que pienso utilizar en estas salidas a eventos. Es suficiente y me permite moverme sin tener que llevar encima más material del necesario en estos momentos. Ya veremos más adelante.

A nivel personal, mis objetivos son continuar desarrollando mi técnica, definir un estilo personal y comenzar a dibujar edificios de Sevilla. A medida que evolucione, iré dejando algunas de mis obras en este blog, que espero sean del agrado del lector.

Y para comenzar, nada mejor que asistir a una cita organizada por USK Sevilla, en la que vamos a dibujar en la Casa de La Ciencia de la ciudad, antigua sede del Pabellón del Perú de la Exposición Iberoamericana de 1929.

Pasado mañana sábado, a las 10:00. Seguro que disfrutaré.

2019 se presenta como un interesante año de retos personales en el mundo del dibujo. A por él.

Siempre dispuesto a dibujar

Tras varios intentos fallidos, en los que no terminaba de sentirme cómodo, creo que por fin he dado con el formato y el contenido del material para dibujar, de manera que pueda portarlo prácticamente siempre.

Se trata de poder sacar el cuaderno, la pluma y las acuarelas y ser capaz de dibujar en cualquier lugar y en cualquier momento.

A continuación, paso a detallar los diversos artículos:

Mochila de tela negra, marca National Geographic, con medidas 35 cms. de alto por 25 cms. de ancho y fondo de 8 cms. Ligera y con diversos bolsillos y departamentos, lo que facilita la correcta colocación de los elementos que necesito. Además, puedo incorporar otros objetos personales. Se puede lavar en lavadora.

La mochila permite la colocación de un par de cuadernos de tamaño medio (incluso alguno más) como los que parecen en la fotografía, suficiente para el día a día.

El de color gris, es un SM-LT de bocetos, con 185 grs. y que he decidido utilizar solo para bocetos en tinta.

El negro, es un cuaderno Hahnemühle para acuarelas, de 280 grs., en formato vertical, que me gusta especialmente. Buen papel y excelente relación precio-calidad. Recomendado.

Aproveché una bolsa de tela que tenía, para introducir material variado, como se aprecia en la imagen.

De arriba abajo:
Pincel Milan número 16
Pincel Escoda Perla número 10
Pincel Petit Gris Raphael ‘Le 803´, número 0
Pincel Petit Gris Pur, Winsor & Newton número 6
Koi Coloring Brush Pen Sap Green XBR#130
Koi Coloring Brush Pen Warm Gray XBR#45
Koi Coloring Brush Pen Light Cool Gray XBR#153
De arriba abajo:
Sakura Pigma Micron 005 Negro
Sakura Pigma Micron 01 Negro
Sakura Pigma Micron 05 Siena
Sakura Pigma Micron 05 Sap Green
Sakura Pigma Sensei 2.0 mm. Negro
Pentel lGFKP Brush Pen Negro
MTN Montana Colors Water Based Marke Titanium White F9010r

Además, en una caja de Muji, llevo material para realizar los dibujos que utilizo e primer lugar. Es un formato muy cómodo.

De arriba abajo:
Pincel recargable punta fina
Pincel recargable punta media
Pluma recargable con tinta Titanium Carbon Ink
Goma de borrar Sakura
Afilalápices de punta fina
Portaminas de punta media

Siempre utilizo servilletas o pañuelos de papel para la limpieza regular de la punta de los pinceles, aunque llevo esta práctica caja metálica que incorpora una trozo de esponja, muy efectivo para la limpieza.

El resto del material, bote plástico contenedor de agua, bolsa de tisues y barra de pegamento

Por último y no menos importante, las acuarelas, parte fundamental del equipo

Caja metálica muy cómoda y con gran capacidad y espacios para la mezcla.


Con este equipo, he conseguido que nada me impida ponerme a dibujar en cualquier sitio y lo hago cada vez con más frecuencia.

En casa, tengo otro material y otros formatos de papel y acuarelas, aunque para trabajos que vendrán en el futuro. Por ahora, con esto me apaño más que bien.

Fin y principio

Aunque lo lógico es escribir principio y fin, en este caso es al contrario. En este artículo, voy a comentar el último sketch realizado en 2018 y el primero de 2019.

Decidimos cambiar de año en Granada, una ciudad hermosa donde las haya. La he visitado tanta veces, que he perdido la cuenta.

El ambiente era el de siempre, bullicio en las calles, bares y tiendas llenos, luz y vida, muchas vida. Ideal.

Como dibujante inexperto, he sido reacio a realizar mis bocetos en la calle, delante de la gente. ¡Vergüenza, inseguridad? No lo se, pero en Granada eso se acabó.

En el Mirador de San Nicolás, un lugar especial para disfrutar de una maravillosa vista de La Alhambra, me dispuse a realizar un boceto del insigne monumento, como dejaron plasmadas las siguiente imágenes, realizadas por Montse.

Se acercaron muchas personas para ver el proceso del dibujo, incluso alguna comentó lo bien que lo estaba haciendo. Les mostré mi agradecimiento y continué. Recuerdo la agradable sensación del calor del sol del 31 de diciembre.

Realizando un sketch de La Alhambra, en el Mirador de San Nicolás
El boceto terminado

La verdad es que dibujar en cualquier lugar, directamente del original, es muy satisfactorio. En el año que acaba de comenzar tengo intención de disfrutarlo con frecuencia.

Después de comer, fuimos a visitar la tetería El Bañuelo, en calle Bañuelo 5, cercana al Paseo de los Tristes y al entrar, me topé con una increíble vista de La Alhambra desde abajo. No había duda, a dibujar el último sketch del año 2018.

El último sketch de 2018, La La Alhambra desde abajo, en el patio de una tetería granadina

El día 1 de enero, salimos de Granada en dirección a Antequera, para visitar El Torcal, una formación de roca calcárea, con más de 200 millones de años de edad. Es un paisaje que te hace pensar que te encuentras en otro planeta. Allí, me dispuse a realizar el primer boceto de 2019, en un precioso entorno, como consta en las siguientes imágenes, captadas por Montse.

Dibujando el primero boceto de 2019 en El Torcal de Antequera
Un hermoso entorno donde dibujar
Boceto en El Torcal de Antequera
Dibujando en plena naturaleza
El primer sketch de 2019, El Torcal de Antequera, Málaga

Los dibujos pueden visualizarse en mi perfil de Instagram.

Ha sido una bonita experiencia para comenzar el año, dibujar en un lugar diferente.

Feliz 2019 y muchos dibujos en este año.