Bonita manera de despedir el año

Ayer sábado, visitaba Sevilla mi amigo y maestro Pedro Loureiro, junto a su pareja y dos amigos. Venían a disfrutar del cambio de año en nuestra ciudad.

Montse y yo, aprovechamos la oportunidad para dar un paseo con ellos y mostrarles un poco de nuestra ciudad. Luego, nos fuimos a tomar algo a un bar cercano a la Catedral hispalense y se me ocurrió llamar a Javier Ariza para comentarle que Pedro estaba en la ciudad, por si querían pasar un rato juntos.

Lo mejor, es que Javier me dijo que se acercaba al lugar donde nos encontrábamos, donde llegó acompañado de Maribel Rojo, Nicolás Vázquez y Antonio Morejón, amigos a los que conozco de algún workshop.

Pasamos un rato estupendo, un grupo al que se incorporaron la hermana de Pedro y su marido y, como no podía ser de otra forma, justo antes de marcharnos, se realizó un sketch rápido para despedir el momento.

Los mejor, la reunión que mantuvimos, conversando, riendo, hablando de nuestra afición común y haciendo amigos, algo fundamental en la vida.

Algo improvisado con un resultado como el que se ve en la imagen adjunta en la que, todo hay que decirlo, faltan Patricia, Eduarda, Michelle, Montse, Francisco y Manel.

Feliz año nuevo y a por más momentos como el de ayer.

Felices fiestas / Happy Holidays

A través de este post, quiero desear una feliz Navidad a todos los lectores del blog, así como un 2019 en el que puedan realizar lo que deseen, tanto a nivel personal, como profesional.

Espero que 2019 sea un año en el que, con salud, podamos continuar disfrutando de nuestra pasión por el dibujo y el sketching.

@sketchingagil

Through this post, I want to wish a happy Christmas to all readers of the blog, as well as a 2019, in which they can do what they want, both personally and professionally.

Also, I hope that 2019 be a year in which, with health, we can continue enjoying our passion for drawing and sketching.

Entre Pedros en Lisboa

Cualquier oportunidad es buena para pasar un tiempo en Lisboa, una ciudad que me gusta especialmente.

En esta ocasión, había quedado con mi amigo y artista Pedro Loureiro para charlar un rato y tomar una cerveza. Y así fue, nos vimos en la puerta de estación de trenes de Rossío y fuimos a un bar cercano. Allí se incorporó Pedro Alves, compañero de Pedro Loureiro y otro artista del dibujo y el sketching.

Pasamos un buen rato, hablando de dibujo, sketching materiales y, sobre todo para mí, de recomendaciones para mi evolución. Estuvimos compartiendo cuadernos y pude disfrutar de las obras de Pedro Alves.

Con Pedro Loureiro (a mi izquierda) y Pedro Alves, en Lisboa

Antes de mi cita con ‘Los Pedros’, visité una tienda de bellas artes que recomiendo en Lisboa. Se trata de Ponto das Artes, ubicada muy céntrica y con una amplísima oferta de todo tipo de materiales para el dibujo y la pintura, en un entorno muy cómodo y con un personal servicial. Volveré.

Logo tienda Ponto das Artes, Lisboa

Luego charlamos sobre los cuadernos para acuarela SM-LT, que conocí en mi asistencia al taller de USK en Lagos y que utilizan ambos Pedros. Los encontré en una tienda de Jerez de la Frontera, en Cádiz y llevaba uno de ellos.

Aun no lo he estrenado, aunque viendo los resultados que obtienen ellos, creo que me va a gustar utilizarlos, por el formato y la calidad del papel.

Logo SM-LT website

Cuaderno SM-LT para acuarela, con 280 grs.

Próximamente, ‘Los Pedros’ van a impartir un taller sobre sketching en Riga, capital de Letonia, de la mano de Urban Sketching. Seguro que será un delicia para los asistentes y el resto podremos disfrutar de los sketches que compartan en sus perfiles de redes sociales. Aprenderemos, seguro.

Web de Pedro Loureiro

Blog de Pedro Alves

En fin, una cita agradable, con buena conversación en un hermoso entorno. Repetiremos.

Sketchcrawl en el Centro de Mayores Bermejales de Sevilla

Ayer sábado, tuve la oportunidad de compartir y disfrutar una mañana de dibujo con un grupo de sketchers de USK Sevilla. Habían organizado un sketchcrawl en el Centro de Mayores Bermejales, en el barrio de Heliópolis.

Allí conocí a Antonio Morejón, el propietario de la cafetería del citado centro y organizador del evento, un tipo simpático, abierto, nervioso y un artista de la acuarela y el sketching de primer nivel. Me gusta su estilo a la hora de plantear los dibujos y el uso que hace de los colores.

En este sentido, Antonio me mostró dos cuadernos en los que ha realizado un amplísimo estudio sobre el comportamientos de multitud de colores, tanto con el agua, como mezclándose con otros colores. Un sinfín de posibilidades, marcas, degradaciones, opacidades, etc. Una maravilla y algo que, como le dije, debería editar y comercializar, para beneficio de la comunidad de dibujantes. Me respondió que aun no ha concluido con su tarea. No pensaba que existiera algo así. Mi enhorabuena.

También conocí a Fernando, presidente honorario de la Fundación Fundomar, una persona que nos abrió las puertas del centro para poder dibujar y que se mostró amable y cercano en todo momento.

Foto con Antonio Morejón, Fernando, una clienta del centro de mayores, Pedro y Antonio Escalante

Acudieron mis amigos Maribel Rojo, Nicolás Vázquez y Javier Ariza, con los que ya he compartido otras actividades de sketching, Antonio Escalante, con el que apenas tuve tiempo de conversar, ya que tuvo que marcharse antes y Pedro Sisamón, un biólogo y cartógrafo muy simpático.

Con Antonio Morejón, de Tartessos Sketching y USK Sevilla

Con Nicolás Vázquez, a quien conocí en Lagos, de USK Sevilla

Con Pedro Sisamón, de USK Sevilla

Por recomendación de Antonio, hice mi primer sketch en el gimnasio, donde compartí un rato con un cliente del centro, un ex paracaidista del  glorioso Ejército del Aire español. Allí dibujé una rueda para recuperación de lesiones y para mejorar la movilidad en brazos (esos usos son los creo que tiene el aparato). Estrenaba mi cuaderno Hahnemühle y el resultado no me gustó, pero fue lo que hice:

Mi primer sketch del día

Luego, subí a la planta baja y organicé los materiales para dibujar una torre que hay externa al centro de mayores y de la me había hablado Antonio Morejón. Se estaba bien en el patio, donde había algunos familiares acompañando a los clientes del centro mientras paseaban bajo los agradables rayos de sol al agradable sol. Mi trabajo, que en esta ocasión, si me gustó.

Sketch realizado desde un patio del Centro de Mayores Bermejales

Faltaban 15 minutos para la una de la tarde, hora prevista para la finalización de la sesión y, tras recoger mis bártulos, me dirigí a la cafetería, donde conversé un rato con Antonio Morejón sobre las obras que habíamos hecho.

Nicolás dando los toques finales a su sketch

Se incorporó Nicolás y luego el resto de dibujantes. Hicimos la foto de las obras realizadas y allí, bajo el sol de diciembre en Sevilla, cervezas y buenas viandas mediante, conversamos durante largo tiempo sobre dibujo.

Las obras realizadas

De izquierda a derecha: Pedro Sisamón, Maribel Rojo, yo, Javier Ariza, Nicolás Vázquez y Antonio Morejón

Fernando me impuso el pin de la fundación y Antonio, me regaló otro del grupo de sketching que mantiene activo en Camas, Tartessos Sketching, del que ya formo parte.

Pin con el logo de Tartessos Sketching, regalo de Antonio Morejón

Con Fernando, presidente honorario de la Fundación Fundomar y Marga

Una agradable mañana en compañía de amigos, amantes del dibujo y el sketching, con los que, además de pasar un rato divertido, se aprende mucho.

 

 

Cuadernos de sketching

Uno de los elementos principales a la hora de dibujar o pintar acuarela, es el papel y, en el caso de sketching, el cuaderno. En este artículo, me gustaría compartir los cuadernos que tengo, los que ya he completado y alguno reservado para el futuro, incluso con un objetivo especial. Vamos a ello.

Cuando comencé a dibujar (más bien a ensuciar papeles), lo hice en hojas sueltas de pepel para acuarelas (por encima de 250 grs,/m) y, una vez decidí adentrarme en el mundo del sketching, adquirí un par de cuadernos de la marca Art Creation que, por un precio económico (rondan los 2,50 euros), me permitieron comenzar a acostumbrarme al formato. 

Con sus 160 grs./m, me dieron la oportunidad de dibujar, posteriormente aplicar acuarela y, sinceramente, me siento satisfecho de lo que conseguí. Eran mis primeros pasos con el cuaderno.

Tres cuadernos Art Creation, en dos formatos
Se pueden encontrar en multitud de comercios a un precio muy económico
Un sketch en el cuaderno de formato pequeño
El formato mediano es más cómodo para sketches apaisados

Con el tiempo, comprendí que es importante la calidad y el tipo de papel y gramage de la hoja y compré unos cuadernos de anillas de la marca Canson, modelo Montval con papel de 300 grs.

Un sencillo sketch en el modelo pequeño, de grano fino

Estos cuadernos Canson Montval no los he utilizado mucho, aunque son diferentes a los Art Creation, tanto la textura, como la calidad del papel. Los Canson son mejores. 

El año pasado viajé a Italia por trabajo y haciendo tiempo para regresar a España, encontré en el aeropuerto de Roma Fiumicino una tienda de Moleskine, una marca de la me gustan sus productos en general. De repente, ante mis ojos apareció un cuaderno para acuarela y no me pude resistir a pesar de tener un precio superior a los 30 euros. Es de grano fino y en formato apaisado. Como producto Moleskine, la terminación es inmejorable. 

Lo mejor, es que a la hora de hacer el abono, la amable señorita me dijo que podía acogerme a una promoción y personalizar el cuaderno. Sin dudarlo, le indiqué que sí y estampó mi nombre en la portada.

Contraportada del cuaderno Moleskine

Portada del cuaderno Moleskine, con mi nombre estampado.

Lo tengo reservado para dibujar mi cuidad, Sevilla, cuando adquiera más conocimientos y experiencia en el sketching.

Recientemente, he participado en un encuentro de sketchers en Lagos, Portugal, en el que observé que muchos de los dibujantes utilizaban cuadernos en formato horizontal, logrando trabajos realmente hermosos.

En la reunión en la sala La Almona de Dos Hermanas, comprobé que allí también se utilizaban cuadernos en ese formato, así que he comprado uno de la marca Hahnemühle, nueva para mí. El precio, 11 euros, con 280 grs. y grano fino, comprado en La Factoría del Arte de Sevilla. Tiene buena pinta y comenzaré a utilizarlo mañana, en una reunión de sketchers de UsK Sevilla en la Residencia de Ancianos de Los Bermejales. Creo que voy a disfrutar de este formato.

Cuaderno Hahnemühle en formato vertical

Cuaderno Hahnemühle en formato vertical

Y, por último, tengo en mente crear una colección de dibujos-sketches sobre Sevilla y me gustaría darle forma en un cuaderno especial, en el que plasmar mis visiones sobre un elemento muy característico de la ciudad, los 10 puentes con los que contamos. 

Quiero dibujarlos en vivo durante el próximo año y para ello, me he hecho con un cuaderno muy especial, confeccionado a mano en una pequeña tienda que hay en Triana, Horizontes Plegados, en la que dos simpáticas chicas elaboran cada cuaderno con un gusto y maestría exquisitos.

He elegido este formato horizontal, más adaptado a la mayoría de los puentes que voy a dibujar.  Espero que el resultado merezca la pena. 

Portada del cuaderno hecho a mano en Horizontes Plegados, de Sevilla

Detalle del sello del cuaderno de Horizontes Plegados

Características del cuaderno

El cuaderno es un formato muy cómodo para dibujar en cualquier lugar y existe una ampliar oferta de modelos al alcance de todos los bolsillos, por lo que es muy recomendable para el dibujante urbano o el que siempre lleva el material de dibujo en su mochila o bolso.

Por ahora, estos son los cuadernos que he utilizado o estoy a punto de hacerlo. Además, dibujo en hojas sueltas de papel para acuarela, cuadernos de bocetos, hojas sueltas y, ultimamente, en cualquier superficie. Algún día me haré un cuaderno japonés, un formato muy interesante para ciertos dibujos, del que escribiré en otro artículo. Esto del dibujo, me está conquistando por completo.

Ahora, a dibujar.